Compromiso

Se puede medir el interés en algo con solo dos factores: tiempo y esfuerzo. Y no, el dinero no es un factor. Es solo una herramienta que te da tiempo o te reduce esfuerzo. Tranquilos, pongo ejemplos para explicarme mejor.

Si quieres hablar un nuevo idioma, dedicarás tu tiempo libre y le pondrás esfuerzo para aprender. Si contratas clases particulares (dinero), en teoría aprenderás mejor (menos esfuerzo) y más rápido (menos tiempo). En cambio, si solo miras vídeos de YouTube o con una app (menos dinero), nadie te explicará la gramática detalladamente y tendrás que ser más disciplinado (más esfuerzo). Como veis, el dinero solo modifica el tiempo y esfuerzo.

Si quieres conservar una amistad, buscarás como sea la forma de hablar con esa persona: haciendo un café, con videollamadas o como sea (tiempo). Y cuando os estéis poniendo al día, harás que ese tiempo sea de valor, escuchando activamente a la otra persona (esfuerzo). Porque te interesa. Y no haciendo ver que te interesa, pero pensando a la vez en qué puedes hacer para cenar. Y no nos engañemos, si no respondes a un WhatsApp o no llamas a alguien no es porque “perdona, no había visto tu mensaje” “es que no tengo tiempo”. Nunca se te pasan los mensajes de tu madre o pareja y sí que tienes tiempo para Instagram o Netflix.

Pues bien, esta teoría es la base de mi compromiso. Nuestro tiempo y esfuerzo son recursos limitados así que hay que elegir bien como invertirlos. Me involucro solo en aquellos proyectos en los que creo. En los que comparto sus valores y su misión. Solo así, con esta conexión, estoy seguro de que dedicaré todo mi tiempo y esfuerzo posible.

Esta idea de entender el compromiso y aplicarlo a mi forma de trabajar supongo que surge en gran parte por el contraste después de haber trabajado con algunas agencias externas, freelances e incluso compañeros que, resumiendo, ponen poco tiempo y esfuerzo en ti.

Que no se preocupan en escucharte ni en interesarse por si necesitas algo, pero que sí se preocupan por su ego. Que siempre están vendiéndose a ellos mismos, hablando de lo buenos que son y lo último que han hecho. En el caso de las agencias con el único objetivo de que les compres su “pack estándar” que aplican a todos sus clientes por igual. Que no te preguntarán por tus objetivos globales ni se preocuparán por si los cumples. Solo te contactarán por enviarte la factura al final de mes. Y lo peor: que utilizan palabras que no entenderás (que el 65% son humo) y te presentan informes (más humo) para justificar las horas y el trabajo que hay en la factura. Pero ya os digo yo que ni es tanto tiempo ni tanto esfuerzo como dicen. Es imposible.

Siempre que puedo, intento alejarme al máximo de estos personajes. Y, gracias a mi compromiso, también estoy muy lejos de ellos en la forma de entender el trabajo. Detéctatelos y, siempre que puedas, sal corriendo. 

Dejar un comentario

Ver más

  • Responsable: Arnau Jorda Queral.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejor tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, estás de acuerdo con la política de cookies.    Más información
Privacidad