Persistència

Persistencia y perfección. Dos palabras que se parecen pero que para mí son opuestas. No soy perfeccionista, soy persistente. ¿Por qué?

Quiero que las cosas salgan muy bien (como todo el mundo supongo) pero la diferencia es que no me obsesiono en buscar la perfección. No pierdo el tiempo en eso. Sé que no la voy a encontrar. Ni yo ni nadie. Si crees en eso de que “nadie es perfecto”, entonces ¿porque crees que puedes conseguir hacer algo perfecto?

Sí, puedes hacer algo que esté muy cerca de la perfección, pero siempre será según tu punto de vista de entender qué es la perfección. Y, si lo consigues, solo será “perfecto” hoy. La mayoría de cosas no se terminan cuando las acabas. Tranquilos, me explico.

Imaginémonos que has logrado hacer algo que en tu opinión es perfecto. Genial. Celébralo. Es muy importante celebrarlo. Pero ya te avanzo que mañana tendrás que seguir trabajando para que siga siendo “perfecto”. Por ejemplo, una web o una casa. El primer día que publicas tu web puedes pensar que está perfecta. Al cabo de unas semanas tendrás que adaptarla y crear nuevo contenido. Sin esta mentalidad, en unos meses tu web quedará obsoleta. Y con una casa pasa lo mismo. El primer día que entras a vivir pensarás que es perfecta (te recuerdo que es solo para ti). Con el paso del tiempo tendrás que limpiarla, hacer reformas y vas a querer comprar nuevos muebles, si no, en unos años ya no podrás vivir allí.

Y esto aplica igual a las personas. No sirve de nada ser perfecto. Ni ser el número uno hoy. Por eso no soy perfeccionista. Porque es estúpido buscar algo que es momentáneo, breve y subjetivo.

Valoro más tener la mentalidad de persistir, de saber realmente qué quieres conseguir, de focalizarte en trabajar eso cada día y de esforzarse en querer seguir mejorando. Esa actitud es la que te acercará al éxito. La que te da más posibilidades de hacer muy bien las cosas durante mucho tiempo, aunque nunca logres la “perfección”.

Resumiendo, y poniendo un ejemplo práctico: mi web. No, mi web no es perfecta. A pesar del tiempo y trabajo que hay detrás. Muchas horas y esfuerzo, de verdad. La he ido mejorando, pero sigue sin estar perfecta, y nunca lo estará. Porque nunca me quedaré parado diciendo: “vale, ahora ya sí, está perfecta.” No. Mi persistencia me llevará a que continuamente quiera cambiar cosas para mejorar la experiencia de usuario, a escribir más artículos para inspirar más gente o a pensar qué más puedo hacer para difundir contenido.

Y eso no solo lo aplico en los proyectos profesionales. Estoy siempre pensando cuál puede ser el siguiente paso para crecer como persona. Salir de la zona de confort para mejorar, pero nunca para ser perfecto.

Deixar un comentari

Veure més

  • Responsable: Arnau Jorda Queral.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacitat.

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar l'experiència d'usuari. Si segueixes navegan, estàs d'acord amb la política de cookies.    Més informació
Privacidad